Crowe Horwath Spain

Contamos con más de 300 profesionales de diferentes disciplinas, respaldados por una estructura funcional, humana y tecnológica, que fundamenta toda nuestra gama de servicios. 

Así es Crowe Horwath Spain

Si algo nos convierte en la firma de servicios profesionales elegida por las empresas para guiarlas en su crecimiento y desarrollo, es nuestro alcance global combinado con el conocimiento del mercado local que nos permite ayudar a nuestros clientes a tomar decisiones inteligentes generando un valor perdurable.

Nuestra cultura empresarial

Nuestra capacidad profesional se basa en el trabajo en equipo, la cooperación entre las diferentes áreas de servicio y la formación continuada, reforzada por jornadas y seminarios para actualizar y adaptar a nuestros clientes y colaboradores a los cambios legislativos, novedades jurisprudenciales y evolución del entorno empresarial.

Mantener un trato cercano con nuestros clientes nos ayuda a entender mejor sus necesidades y aportar soluciones más inteligentes para su negocio. Por ello desarrollamos nuestra actividad en base a los siguientes principios, orientados a optimizar nuestra relación con el cliente: 

  • Personalización
    Nuestros servicios están en permanente control y seguimiento por equipos designados. De esta manera aseguramos un contacto cercano con el cliente y la personalización de cada proyecto en base a sus necesidades. 
  • Calidad
    Desarrollamos dinámicas de actualización y control de procedimientos y sistemas, para obtener un alto grado de calidad en nuestros servicios, y disponemos de un Centro de Coordinación de Información que nos ayuda a mantenernos en permanente actualización acorde con las novedades del sector.

  • Compromiso
    La proactividad y la capacidad de anticipación, nos permite plantear alternativas en base a las futuras implicaciones que puedan suponer los cambios normativos y jurisprudenciales al negocio de nuestros clientes. Además, procuramos mantener un enfoque próximo al cliente, tanto en la inmediatez de respuesta como en la valoración de riesgos asumibles. 
  • Ética
    Nuestro compromiso con los clientes se enmarca en una exigente línea ética. La confidencialidad de nuestra actuación profesional es imprescindible para el mantenimiento de los principios deontológicos que la rigen.
  • Independencia
    Siendo la generación de confianza una premisa básica de nuestra profesión, llevamos a cabo un estricto control para evitar cualquier circunstancia o elemento que pudiera comprometer nuestra independencia.